Burgos optimiza su consumo energético con simulaciones calibradas

www.redacciónmedica.com- sábado, 9 de abril de 2016  ES EL PRIMER HOSPITAL DE ESPAÑA QUE HA IMPLEMENTADO UN MODELO DE GESTIÓN DIFERENTE AL SISTEMAS TRADICIONAL DE CÓMPUTO"Medir la eficiencia y el ahorro no es sencillo porque el consumo en los hospitales es muy variable", ha indicado José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. "Son necesarios modelos estadísticos basados en indicadores y parámetros externos que confirmen que el consumo es correcto", ha señalado Cardillo, quien ha moderado una conferencia impartida por Igor Aguirrebeña, ingeniero de Proyectos de Promec, en el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.Precisamente, Aguirrebeña ha presentado un sistema de gestión que calcula el objetivo límite de consumo del centro sanitario y cuánto consume un espacio determinado del hospital. Este modelo se ha desarrollado en el Hospital de Burgos, "convirtiéndose en el primer centro de España que tiene este sistema de gestión, diferente al sistema tradicional de cómputo", ha afirmado.El modelo se basa en dar respuesta a tres preguntas: ¿Se pueden fijar objetivos reales a priori de la energía primaria a consumir? ¿Se pueden establecer sistemas de sensibilidad realistas en función de variables de consumo, como la meteorología y la ocupación? ¿Cuál es la metodología más adecuada para establecer objetivos de seguimiento? "El método para obtener el consumo objetivo se basa en el Protocolo Internacional de Medición y Verificación del Desempeño, que permite hacer una simulación del edificio y calcular los consumos energéticos óptimos para, posteriormente, calibrarlo con los datos reales y comprobar si se está por encima o por debajo del objetivo", ha detallado Aguirrebeña. A partir de ahí, se pueden establecer una serie de variables (temperatura, humedad, radiación y ocupación, por ejemplo) y calcular lo que debería consumir el hospital. "No solamente se trata de medir, sino de compararlo con un objetivo", ha indicado. "La sorpresa que nos hemos llevado en Burgos es que el ratio de consumo es el más bajo de los hospitales que tenemos actualmente monitorizados. Comparando datos con Estados Unidos y Alemania, el Hospital de Burgos está por debajo de 400 KW/hora por metro cuadrado/año, lo que está muy bien", ha destacado el ingeniero. Con los datos obtenidos, se pueden obtener una serie de mejoras virtuales que permiten conocer el ahorro de consumo antes de implementarlas realmente, ya que el modelo está calibrado. "Es una herramienta muy potente, tanto para la gestión del hospital como para el ingeniero hospitalario", ha concluido Aguirrebeña.